Buscar
  • Nuria Muñoz Casañ

FATIGA PANDÉMICA, QUÉ ES Y CÓMO NOS AFECTA

Actualizado: hace 2 días



Se cumple un año desde que la OMS declaró una pandemia mundial a causa del coronavirus y tras el impacto inicial que nos produjo el acontecimiento hemos tenido que adaptarnos y realizar ajustes en nuestras vidas y rutinas diarias e ir construyendo nuevas maneras de estar y de relacionarnos, afectándose todas las áreas de nuestra vida.


Tras la consternación inicial producida por el impacto del acontecimiento nos han acompañado durante todo este tiempo la incertidumbre y una eclosión de sentimientos reactivos a esta circunstancia como el miedo, incredulidad, tristeza, rabia, cansancio, estrés y ansiedad. También se han producido alteraciones en el sueño y la alimentación.

Después de estos meses la situación persiste dando lugar a lo que se conoce como Fatiga Pandémica y muchas personas en consulta refieren pensamientos y sentimientos que tienen relación con la incertidumbre prolongada en el tiempo, la sensación de pérdida de control y el cansancio acumulado.


Se han acentuado los pensamientos anticipatorios catastrofistas y también sentimientos de desesperanza, soledad y vacío.

También aparecen con mayor frecuencia pensamientos y sentimientos acerca de la enfermedad y la muerte, tanto propia como la de seres queridos, lo mismo que un incremento de conductas compulsivas asociadas al consumo y de enfermedades psicosomáticas a causa del estrés.


Una pregunta habitual de los pacientes es "si es normal lo que les ocurre y si le pasa a más personas" Mi respuesta es obvia, que realmente es una situación difícil de sobrellevar y que de diferente manera nos afecta a todos, y también que requiere de un esfuerzo y de la actualización de recursos personales para poder adaptarnos de la mejor manera posible para hacer frente a esta crisis, que como cualquiera de otra índole, tiene forma de una montaña rusa de sentimientos, pensamientos y circunstancias que se van sucediendo a lo largo de todo el proceso.


También, saber que lo que nos pasa es una reacción inevitable y compartida relativiza el malestar, ya que se trata una respuesta natural del ser humano ante situaciones de crisis y amenaza percibida sostenidas en el tiempo.


Lo que sí está en tu mano es tratar de manejarte de la manera más saludable posible para sentirte mejor. Para hacerlo, poner especial atención y dedicación al cuidado de ti mismo, es la primera tarea en la que ocuparte para que el resto de cosas funcionen más fácilmente.



Nuria Muñoz Casañ. Psicóloga y Psicoterapeuta Gestalt.




117 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo