Buscar
  • Nuria Muñoz Casañ

CUANDO LAS EMOCIONES NOS DESBORDAN

Actualizado: mar 17


La mente por su naturaleza y por diversos condicionamientos tiene una actividad incesante, lo mismo que los pulmones se hinchan y deshinchan automáticamente y el corazón bombea sin esfuerzo y ajeno a tu voluntad para trasportar la sangre, la mayoría de nuestros pensamientos son automáticos e involuntarios y se refieren a acontecimientos del pasado y anticipaciones de situaciones futuras e inexistentes.


Lo que normalmente ocurre es que las emociones y el cuerpo responden a estos pensamientos dándoles un viso de realidad, es decir, que internamente nos cuesta distinguir lo real de lo imaginado y damos gran importancia a sucesos internos y nos dejamos "arrastrar" por ellos generando respuestas de ansiedad y estrés.


Cuando generamos respuestas de ansiedad y de estrés ocurre que se activan todavía más los pensamientos y se acentúa la intensidad de las emociones y las sensaciones físicas hasta un punto que nos resulta muy difícil poder manejarlas adecuadamente y podemos sentirnos desbordados y reaccionar sin tener control emocional.


Una manera de manejar adecuadamente esta experiencia es tratar de poner la atención en lo que piensas y en cómo te hace sentir esto que piensas, es decir, en cómo reaccionas a tus pensamientos.


Puedes tratar de dejarlos pasar y no quedarte atrapado en tus ideas y tus emociones y sensaciones siendo consciente que "eso que piensas" no está ocurriendo ahora.

Para ello puedes respirar y poner la atención en tu experiencia a través de los sentidos, esto es; Mira a tu alrededor, Escucha los sonidos, Huele los aromas, Siente tu cuerpo y tu respiración.


De esta manera retornas al momento presente y puedes descansar en él para tomar decisiones y encontrar soluciones más adaptativas y ajustadas a lo que en ese momento ocurre.


Nuria Muñoz Casañ

Psicóloga y Psicoterapeuta Gestalt

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo